Últimas publicaciones:

Noticias


Seccion
Publicado por
Texto

Busqueda normal  |  Busqueda avanzada

Ejemplo: celta

Todo Noticias Eventos Entrevistas Mi Paladar
 

La vuelta al cole

Cuidado con el chaparrón

Autor: Damos Más   Fecha: 16/10/2011  

kitYa se acabó lo bueno. Se acabaron las vacaciones para la mayoría, ese tiempo donde pudimos disfrutar del calor abrasador que tuvimos en los meses de verano y de las interminables jornadas playeras pidiendo a Dios que nos dejaran descansar de tan buen tiempo… ah, no, espera, que me comentan que el sol solo lo vimos dibujado, y que al final tienen razón los que dicen: "Me encanta el verano en Galicia, es mi día favorito del año".

Pero bueno, por muy mal tiempo que hiciese, se le puso buena cara, porque al fin y al cabo en vacaciones siempre es más fácil tomarse las cosas con
filosofía. Sin embargo, el otoño amenaza tormenta, pero no de esas que, como mucho, nos mojan los zapatos o nos estropean la permanente.

La tormenta que nos trae el otoño es más bien parecida a la que viene arreciando desde hace demasiado tiempo y que nos tiene cada día más y más encogidos. Es una tormenta económica y social para la que, al parecer, no hay paraguas que valga. Y es que las cosas no mejoran, no se genera empleo, sigue sin haber un duro y los jóvenes están más parados que nunca, y los que no lo están, es porque se han ido a la aventura al grito de "Vente pa Alemania Pepe".

Algunos ingenuos piensan que con el adelanto de las elecciones todo va a cambiar, que por arte de magia todos nuestros problemas se van a resolver y podremos volver a comprar pisos, coches último modelo y demás cosas que nunca nos pudimos permitir. Pero por desgracia no va a ser así; los que vengan, sean quienes sean, van a utilizar la legitimidad que les puedan dar las urnas para apretarnos todavía un poquito más el cinturón con el inevitable riesgo de giñarnos encima.

Por eso hay que abrir la mente, ser críticos y conscientes de la importancia que tiene votar. Que ser de uno u otro partido político no es como ser del Madrid o el Barça: una cuestión de pasión y fanatismo. Hay que pensar,  valorar y tener en cuenta si la clase política que lleva décadas gobernándonos están realmente preparados para hacerlo y si tal vez, después de cuarenta años jugando al esto de la democracia, es hora de cambiar las fichas.










Radio Lider








Colaboradores: